• Contactenos
    Escribanos
    CENTRO TOMATIS CHILE
    Abierto de 9AM a 5PM
    Av. Apoquindo 6275
    Oficina 32
    Las Condes
    Santiago - Chile
    Tel: 56-9-90657683 / 56-9-98658193
    Email: info@tomatis.cl

    Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Su mensaje

Contacto 56-9-90657683 / 56-9-98658193

Como Tratar el Autismo

tratamiento contra el autismo

El Método Tomatis: Una Ayuda Para Los Misterios Autistas (Como Tratar el Autismo)

Psicóloga Claudia Vásquez

Centro Tomatis Chile

El autismo es un enigma inquietante que afecta tanto al niño como a toda la familia. Para el Dr. Alfred Tomatis es la forma más profunda de “cortar ” el proceso de escuchar.

ESCUCHAR para el Dr. Tomatis no es lo mismo que OIR. Oir es la capacidad de percibir sonidos, pero Escuchar implica un deseo, un acto de la voluntad, la capacidad de seleccionar sonidos del ambiente y no otros, la capacidad de integrar esos sonidos y de comunicarlos.

Metafóricamente lo que hace el Método Tomatis es tender una cuerda al niño autista para que reconecte con el deseo de contacto y comunicación con el entorno, sanando simbólicamente los pasajes que quedaron interrumpidos en algún momento de su existencia y fortalecerlo para que pueda subir de nuevo a la luz.

La aplicación del método Tomatis en niños que presentan esta sintomatología intenta en una primera etapa, a través de una programación especial de música de Mozart y Cantos Gregorianos, disminuir el nivel de angustia entregando las emociones y el afecto que tanto necesitan y que, paradojalmente, les aterra recibir por vía del contacto físico. Así, transmitiéndole la alegría de vivir presente en toda la música de Mozart se irá despertando ese “deseo” profundo de comunicación, que se va expresar de tan distintas maneras. Al mismo tiempo la terapia estimula la maduración del aparato vestibular y realiza una estimulación de las vías sensorio neurales, factores que son indispensables para el futuro desarrollo e integración del lenguaje. En etapas posteriores que dependerán de la evolución del paciente, la programación se orientará a estimular lenguaje, incorporando progresivamente nuevos elementos propios del Método Tomatis.

No sabemos si el niño va aceptar esta vía de aproximación, es por esta razón que al ingresar un niño se evalúa su grado de aceptación de la música y de los audífonos. Durante los primeros 15 días de terapia se observan cuidadosamente los cambios y reacciones que el niño va presentando. Cuando ninguna de las personas que se vinculan con el niño observa ningún cambio, se detiene el intento. En general, los niños que responden con el Método Tomatis presentan los primeros cambios durante estos 15 días, son cambios menores que comprometen la esfera afectiva, el lenguaje aparecerá más tarde, cuando la integración de las vías neuro sensoriales así lo permitan.

En los niños que si responden a esta terapia, la estimulación auditiva debe realizarse por periodos prolongados de tiempo, de al menos un año.

El Método Tomatis en estos casos contribuye a sentar bases emocionales y de maduración como para que otras terapias puedan ser aceptadas con mayor fuerza por el niño y por tanto asimiladas más rápidamente, observándose rápidos progresos en diferentes áreas.

Los cambios más significativos que se observan en niños autistas tratados con el Método Tomatis son los siguientes:

  • El niño se vuelve emocionalmente más expresivo (se ríe, llora frecuentemente).
  • Puede expresar un comportamiento más afectuoso, en un principio, hacia la madre (la besa, la abraza, aunque quizá no acepte de ella lo mismo en un comienzo). Posteriormente, expresa este comportamiento hacia otras personas de su entorno cercano.
  • Mejora el contacto visual, aunque sigue intermitente.
  • Mejora el contacto con el ambiente.
  • Aumenta la vocalización en las primeras etapas (generalmente se presenta en forma de gritos agudos que se vuelven paulatinamente más modulados y se transforman en una especie de balbuceo). Posteriormente, a lo largo de la terapia, se observa una clara maduración en el lenguaje.
  • En niños que tienen lenguaje, aumenta la vocalización y el vocabulario.
  • Mejora la sociabilidad
  • Mejoran los periodos de atención y concentración.
  • Disminuyen movimientos corporales repetitivos (estereotipias) y las conductas autodestructivas.
  • Mejoran funciones motoras finas y gruesas. Hay una regulación de su psicomotricidad.
  • Mejoran los ritmos biológicos tales como el sueño, el hambre, la respiración, el corazón, etc.

Con la incorporación activa de los padres a la terapia se puede lograr aún más, es fundamental mencionar que según nuestra experiencia el cambio que los mismos padres van experimentando respecto a su relación con sus hijos es parte fundamental para la evolución y adhesión al tratamiento (sobre todo porque es un tratamiento largo con numerosas crisis de sanación en su transcurso). Sin su colaboración y apoyo el tratamiento puede resultar un rotundo fracaso. En este sentido el apoyo que recibe la familia es tan importante como el del niño(a), ya que su vida emocional está afectada. En nuestro centro le ofrecemos a uno de los padres del niño una terapia de acompañamiento que permitirá un espacio de bienestar emocional fundamental para el apoyo terapéutico que ellos entregan.

El autismo es un enigma inquietante que afecta tanto al niño como a toda la familia. En el 90% de los casos que hemos tratado en nuestro centro, el Método Tomatis ha permitido romper parte del retiro que éste desorden implica; y cataliza enormemente el avance en otro tipos de terapias en las que se encuentra el niño.

Etiología del autismo

La causa del autismo es aún desconocida. Investigaciones sugieren que se puede presentar por problemas físicos en partes del cerebro que son responsables de la interpretación de estímulos sensoriales y del procesamiento del lenguaje. Pueden jugar un rol importante los desequilibrios químicos en el cerebro, especialmente relacionados con la Serotonina, y los problemas genéticos. En estos casos, el autismo ha sido relacionado con la Fenilketonuria no tratada (llamado PKU, un desorden metabólico congénito causado por la ausencia de una enzima), con la Rubeola y con la Enfermedad Celiaca (una incapacidad para tolerar el gluten de los cereales). Lo más probable es que un conjunto de factores sean los que causan el desorden. No hay evidencia científica que aspectos psicológicos ambientales sean causales de autismo, tales como el trato de las personas que cuidan al niño (a). En el concepto del Dr. Tomatis, el autismo es la manifestación de la forma más profunda de “cierre de la escucha”, de cortar la comunicación con el mundo.

Diagnóstico y Procedimientos de evaluación.

No existen test médicos únicos para diagnosticar autismo. El diagnóstico puede realizarlo sólo un especialista en autismo después de un completo chequeo médico e historia clínica del niño(a). Es muy importante descartar otros desórdenes que generan síntomas parecidos, tales como retardo mental, problemas de oído y problemas neurológicos. Un diagnóstico erróneo puede ocasionar un tratamiento inapropiado e intelectivo.

Tratamientos

Si bien no existe una cura para el autismo, si existen distintos tipos de tratamientos que permiten reducir síntomas autistas. La mayoría de las terapias y programas de terapias tradicionales se centra en modificación de conductas y desarrollo de habilidades, tales como terapia conductuales y terapias de desarrollo cognitivo. Los tratamientos incluyen también el uso de algunos medicamentos para ayudar a controlar algunos síntomas específicos.

El método Tomatis aporta un enfoque diferente al tratamiento de estos niños, ya que a través de la estimulación auditiva, busca despertar y reconectar con el deseo de comunicación que quedó interrumpido en algún momento de su desarrollo. Por otro lado, el Dr. Alfred Tomatis plantea que el problema del autismo tiene relación con un desorden en la regulación del sistema sensorial. El sistema nervioso central de los niños que sufren de autismo no les permite percibir, procesar ni organizar la información sensorial apropiadamente, tanto la proveniente de su cuerpo como la del medio ambiente. Función que es fundamental para un desarrollo normal y adaptativo.

Por tanto el foco del Método Tomatis es trabajar vía estimulación auditiva sobre el sistema que regula el circuito sensorial con el objetivo de proporcionar las bases necesarias para un desarrollo normal. Dada la primacía ontogenética que tiene el sistema sensorial “coclear-vestibular” en los originarios procesos del desarrollo del sistema nervioso (5 meses vida intrauterina), la estimulación sonora provee una oportunidad para influir en muchas áreas que incluyen las funciones de crecimiento motor, motor fino, procesamiento visual, atención, habla y lenguaje.

En general, los programas de tratamiento tienden a ser más efectivos si son desarrollados sobre los intereses del niño(a). Actividades estructuradas en una rutina predecible apoyada con refuerzos positivos, ayuda también. En general se puede decir que lo óptimo en cualquier tipo de tratamiento es un programa donde interviene un equipo de profesionales multidisciplinario. El método Tomatis ayuda a que el trabajo de este equipo multidisciplinario sea más efectivo y eficiente, es un verdadero catalizador.

El tratamiento de apoyo al medio familiar que rodea al niño(a) ha probado ser muy importante en la evolución del niño con problemas de autismo.

Cabe destacar que NUNCA es tarde para comenzar con un tratamiento, sin embargo mientras más temprano se comience mayor es la posibilidad de una mejor evolución.

Medicamentos

Si bien no hay medicamento que cure el Autismo, algunos pueden ser usados para reducir algunos síntomas, como por ejemplo:

  • Fluoxetina, Luvox y Sertraline, usados generalmente para tratar cuadros de ansiedad y depresión. En el autismo pueden ayudar a calmar, disminuir agresividad y facilitar la adaptación a los cambios del medio ambiente. Estos medicamentos actúan como inhibidores de la recaptación de Serotonina en el cerebro. La Serotonina es un neuro transmisor que tiene relación tanto con la conducta como con el estado de Humor. Según algunas investigaciones ciertos desequilibrios de la Serotonina en el cerebro pueden contribuir a la presencia del cuadro autista.
  • Clomipramina, antidepresivo usado en desórdenes obsesivo compulsivos, pueden reducir conductas obsesivas y repetitivas en el autismo.
  • Haloperidol, usado también en el tratamiento del Síndrome de Tourette, puede ayudar a controlar conductas agresivas y autoagresivas.
  • Metilfenidato, usado en el tratamiento de desórdenes de Déficit Atencional e Hiperactividad puede ayudar a niños que presentan cuadros autistas con hiperactividad.

 

Apoyo Terapéutico al Entorno familiar

El cuidado que requiere un niño autista es muy exigente para la familia del niño(a). Los padres están expuestos a múltiples desafíos que tienen un impacto emocional importante. La frustración, tristeza o el sentirse sobrepasados por las dificultades en la comunicación y/o el contacto con su hijo(a) , no son factores menores.

No es fácil pasar por el proceso de duelo que implica el considerar la posibilidad de que un hijo(a) nunca será capaz de experimentar ciertos aspectos de la vida que se esperan para el futuro de cualquier persona, como tampoco superar las tensiones que provocan las relaciones con el resto de la familia y las limitaciones sociales que muchas veces implica. (Por ejemplo, los comportamientos explosivos y/o agresivos hacen difícil la convivencia en lugares públicos).

Todos estos factores que afectan a la familia del niño, necesitan ser apoyados por especialistas para que el soporte del entorno del niño no se minimice. El pertenecer a grupos de padres que viven la misma experiencia puede ser muy útil, no sólo para compartir experiencias y modos de abordarlos sino también para intercambiar información respecto a los nuevos tratamientos que van apareciendo en el medio.

Algunas Recomendaciones Preventivas

  • Aunque la causa del Autismo no es conocida, algunos casos han sido asociados con exposiciones químicas durante el embarazo. Por esta razón es importante evitar la exposición innecesaria durante el embarazo a drogas, químicos y otras sustancias tóxicas.
  • El diagnóstico y tratamiento temprano de Fenilketonuria (PKU) y de la enfermedad Celiaca puede reducir el riesgo de la presencia de un Autismo.
  • La vacunación contra la Rubeola antes del embarazo, puede prevenir el autismo asociado a Rubeola.

La mayoría de los niños con autismo pueden ser ayudados significativamente con intervenciones terapéuticas. A más temprana edad es mayor la posibilidad de mejor evolución. Consulte lo antes posible.

Consulte a su médico si observa:

  • Su hijo se resiste a los abrazos y no responde a las estimulaciones que le hacen las personas que lo rodean.
  • Si a la edad de un año, su niño no señala objetos que le atraigan, no le acerca objetos a usted ni evoca interacciones simples como miradas a los ojos.
  • Si al año y medio su niño no usa palabras ni intenta comunicarse de alguna manera.
  • Si su niño se golpea la cabeza o presenta conductas autoagresivas.
  • Si su niño realiza conductas repetitivas inusuales, tales como abrir y cerrar puertas o girar un juguete sobre sí mismo.

Sorry comments are closed for this Post.

© 2016 - Centro Tomatis Chile : 56-9- 90657683 / 56-9-98658193 Av. Apoquindo 6275 Of; 32 Las Condes - Santiago - Chile
go to top